29 de mayo al 4 de junio – Jeremías 49 a 50

¿Qué me enseña sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?

Respuesta 1:

En Jeremías 50:20 leemos “Y en aquellos días y en aquel tiempo —es la expresión de Jehová— se buscará el error […], pues perdonaré a los que deje quedar.” En este pasaje de la biblia se destaca una de las las facetas más atrayentes de la personalidad de Jehová, su disposición a perdonar. ¿En qué consiste esta cualidad? Básicamente, es la capacidad de perdonar a un ofensor cuando hay razón para ello. No se trata de pasar por alto la ofensa ni de negar su existencia, sino de optar por no guardar resentimiento. Este pasaje me enseña que Jehová está “listo para perdonar” a quienes se arrepienten de corazón, cuando perdona lo hace “en gran manera”, de forma completa y permanente, hace borrón y cuenta nueva, perdona por completo. Me enseña también que debo imitarlo tomando la decisión consciente de perdonar a otros cuando haya razón para ello, olvidando sus ofensas, dejándolas atrás y nunca más sacarlas a relucir. (w13 15/6 pág. 19 párr. 11-15)

¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?

Respuesta 1:

Cuando el profeta Jeremías predijo la caída de Babilonia (Jer 50:2) , anunció que Merodac se ‘aterrorizaría’. Esto sucedió cuando este dios no consiguió mantener la dignidad de la potencia mundial babilonia, y como los conquistadores de Babilonia adoraban otras deidades, el futuro de Merodac se presentó incierto. (it-2 pág. 372)

Respuesta 2:

Cuando Jeremías profetizó la derrota de la poderosa Babilonia (Jer 50:41-43) dijo que los informes que llegarían al rey de Babilonia sobre un pueblo del norte harían que tuviera fuertes dolores, como una mujer durante el parto. Esta profecía se cumplió cuando Ciro fue contra Babilonia y en especial cuando la misteriosa escritura apareció en la pared durante el banquete del rey babilonio Belsasar. El profeta Daniel le interpretó esta escritura a Belsasar como un presagio de la caída inminente de Babilonia ante los medos y los persas. (it-1 pág. 717)