13 al 19 de marzo – Jeremías 5 a 7

¿Qué me enseña sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?

Respuesta 1

La misma pregunta que Jehová hizo a las engañosas Judá y Jerusalén en Jeremías 5:9 aplica hoy en lo referente a la cristiandad: “¿No debo yo pedir cuentas a causa de estas mismísimas cosas? O en una nación que es así, ¿no debe vengarse mi alma?” Esto me enseña del Señor Soberano del universo que muy pronto ajustará cuentas con las naciones y sus religiones, además aunque somos imperfectos confía en nosotros al darnos el bendito privilegio de visitar a la gente de ‘las naciones’ con un mensaje que alegran a una minoría ‘las buenas nuevas del Reino de Dios’.

Respuesta 2

En Jeremías 5:24 el profeta hace referencia a las siete semanas de cosecha entre la fiesta de las tortas no fermentadas y la fiesta del Pentecostés cuando dice de Jehová “Aquel que guarda para nosotros hasta las semanas prescritas de la cosecha”, con lo que quiso decir que Jehová retenía la lluvia durante esa estación del año, puesto que el que lloviera en esas semanas perjudicaría la cosecha del trigo ¿Qué me enseña sobre Jehová este pasaje? Que independientemente de las circunstancias por las que esté pasando, él siempre hará lo necesario para proveerme en sentido material, de modo que nunca he de inquietarme en lo “que he de comer, beber o en que he de ponerme”.

¿Qué ideas de la lectura bíblica de esta semana pueden servirme en la predicación?

Respuesta 1:

En el territorio nos encontramos a personas sinceras que creen en Dios pero mezclan sus creencias con la superstición y el uso de amuletos, es probable que cuándo hablamos con ellas toquen el tema de manera directa o indirecta, con mucho tacto podemos citarles Jeremías 7:1-15 donde se describe como los Judíos depositaron su confianza en el templo, considerándolo una especie de amuleto, pero esto no los salvó, adicionalmente si el amo de casa lo permite podemos hacer uso del cáp. 10 del libro enseña ¿Cómo influyen en nosotros las criaturas espirituales? Párrafo 14 donde se nos muestra porque se debe abandonar esa práctica.