10 a 16 de julio – Ezequiel 15 a 17

¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?

Respuesta 1:

En la Biblia se registran más de cuarenta juramentos de Jehová, y uno de estos se encuentra en Ezequiel 17:16 donde él comienza su jurando con las palabras “Tan ciertamente como que yo estoy vivo” ¿Qué me enseña sobre Jehová este pasaje de la biblia? Aunque no es necesario que él jure cumplir, lo hace para animar y fortalecer nuestra fe sus promesas, que privilegio es para mi servir a un Dios tan digno de confianza. (w12 15/10 pág. 23 párr. 6)

¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?

Respuesta 1

Cuando Jehová habló a Jerusalén en la profecía de Ezequiel, usó el término “hitita” en un sentido figurado, al decir: “Tu origen y tu nacimiento fueron de la tierra del cananeo. Tu padre era el amorreo, y tu madre era una hitita”. (Eze 16:3.) Cuando Israel entró en aquella tierra, los jebuseos ocupaban Jerusalén, la capital de la nación sobre la que Jehová había colocado su nombre. Pero ya que las tribus cananeas más importantes eran los amorreos y los hititas, al parecer se les menciona a ellos como representantes de las naciones cananeas, entre las que figuraban los jebuseos. Así que la ciudad había tenido un origen modesto, pero Jehová había hecho que fuese hermoseada. Su fama se extendió a todas las naciones gracias al rey David, quien se sentó sobre el “trono de Jehová” (1Cr 29:23), el arca del pacto sobre el monte Sión y, por último, el glorioso templo edificado por Salomón, el hijo de David. Pero Jerusalén se hizo corrupta e inmoral como las naciones cananeas de su alrededor, por lo que al final Jehová causó su desolación. (Eze 16:14, 15.) (it-1 pág. 1159 Hititas)